Blog

Chapas personalizadas para molar

Las chapas molan. Llevan molando desde que los grupos rockeros de los 60 como los Rolling Stones empezaron a usarlas como merchandising y causaban furor entre sus fans. Rápidamente se convirtieron en un icono para marcar estilo y tendencia. Siempre de la mano de la cultura urbana, del arte contemporáneo y de las nuevas tendencias. El mundo de la moda también les abrió las puertas, pues eran el complemento perfecto para gorras, camisetas, bolsas de tela e incluso americanas como las que veremos esta próxima temporada otoño-invierno. Lo bueno es que como las chapas son baratas, es una moda para todos los bolsillos.


Nadie se resiste a las chapas, tienen mil funciones incluso sirven para ligar. Sí, sí, como lo lees. Son muy útiles para establecer relaciones y conocer a gente nueva en lugares públicos y concurridos porque rompen el hielo. Una chapa es la excusa perfecta para empezar una conversación: "¿Qué pone en tu chapa?". Por ejemplo en las bodas o celebraciones especiales puedes personalizarlas con frases originales o divertidas y ya verás cómo les encanta a los invitados. Conocemos casos de parejas que se han enamorado gracias a una simple chapa.

En ámbitos profesionales el uso de chapas también se ha extendido, porque son un gran soporte para un eslogan y para crear promociones que causen impacto. Una gran idea para eventos y ferias, como regalo de promoción para los clientes o como soportes identificativos de los trabajadores, ya que se pueden crear con nombres, cargos, etc.

Pero realmente lo que va a hacer una chapa por ti va ser acompañarte y remarcar tu estilo, tu gusto. En definitiva, hacerte sentir mejor, diferente y único. Puedes crear una pequeña colección propia, con tus diseños, serán un detalle estupendo para regalar a tus amigos o para cambiar de look cada día. Su precio será un secreto porque aunque sean baratas, tendrán un valor incalculable.

Las primeras eran cromos que intercambiábamos en el recreo con nuestros amigos. En el instituto, eran las fotos de los cantantes de moda que forraban nuestras carpetas. Después, en la universidad, eran los mensajes con los que defendíamos nuestras ideas.

Las pegatinas forman parte de nuestra vida. Siempre enganchadas a nuestras costumbres, hobbies, profesiones y pasiones, evolucionando con nosotros y con nuestro estilo. Cuidado, las pegatinas enganchan.

Pegatinas personalizadas

Ahora cuesta imaginar un monopatín sin sus pegatinas gamberras. Es impensable ver buzones sin teléfonos de cerrajerías o adhesivos personalizados para que las empresas se identifiquen en un enorme edificio de oficinas. Pegatinas de culto para la promoción del festival de música de primavera o etiquetas preciosas para organizar el armario y los juguetes de los más pequeños de la casa. Con pegatinas originales haremos únicos nuestros dispositivos móviles, portátiles y tabletas. Un adhesivo puede ser la Blancanieves que muerda la manzana de tu Mac.



Si necesitas un teléfono de emergencia llamas al número de la pegatina roja que tienes en la nevera. Si quieres personalizar los paquetes de tu empresa pegas el logotipo con un mensaje.

El día de tu boda haces pegatinas con vuestros nombres para personalizar las botellas de vino, los sobres de las invitaciones o para decorar las velas de los centros de mesa.

Tus muebles no son iguales porque los has decorado con vinilos creativos que le dan un toque personal a tu salón. Decora La pared de la habitación de tus hijos con pegatinas de sus dibujos favoritos.

Las pegatinas son todo terreno como tu coche, tu moto o tu bicicleta. Viajan contigo en tu maleta y en tu equipaje de mano.

Ahora las pegatinas tienen más sentido que nunca porque son una solución efectiva y al mejor precio.

Están tan de moda que hay diseñadores que ya las están incorporando para personalizar complementos de moda como bolsos o carteras.

La fiebre de las pegatinas llega muy lejos, hasta decorar las uñas o como parche de maquillaje.

Las posibilidades artísticas son infinitas, también las comerciales, pero estas no son las únicas ventajas de las pegatinas.

Pero las pegatinas también pueden ser virtuales, aplicaciones de móvil como Line han integrado el concepto pegatina para crear emoticonos más elaborados que los de sus competidores e incluso vender bibliotecas enteras con adhesivos creativos y originales para que los usuarios puedan comunicarse de una manera más personalizada.

Las pegatinas comparten parte de su esencia con las dinámicas de las redes sociales. Mensajes potentes, que enganchan, que se difunden de una manera muy libre y se transmiten rápidamente llegando a todo el mundo formando parte del día a día de las personas.

Las herramientas de diseño digital cada vez más cerca del alcance de todos los públicos, dispositivos móviles con cámaras de calidad profesional y aplicaciones específicas para compartir imágenes y diseños en las redes sociales. Son algunos ingredientes para que la compra de pegatinas online sea una de las soluciones más efectivas, fáciles y cómodas.

Por todos estos motivos y por mil y una razones más: crea tus propias pegatinas y acertarás.

Una chapa para decir "Sí, quiero"

Sales puntual del trabajo, es una tarde soleada que huele a primavera y esta sensación te carga de buen rollo. Sonríes durante todo el camino hasta tu casa. Habéis quedado en ese pequeño restaurante del centro que tanto te gusta. Una buena ducha, las medias claras, el vestido floreado, chaqueta de piel y un toque de carmín en los labios. Ya son las siete ¡apresúrate! Llegas la primera, preguntas por la mesa, pides una copa de vino mientras esperas. Por fin aparece. Dos años juntos y aún sientes esas mariposas locas revoloteando en tu estómago cada vez que lo ves. Parece nervioso, se ha golpeado con la esquina de la mesa y disimula que no le duele. Variado de sushi y makis para dos y esas empanadillas de gambas que nunca recuerdas cómo se llaman. Te pregunta ¿qué tal el día? y le cuentas que con el buen tiempo incluso el carácter de tu jefa se lleva mejor. Bebe su copa de un trago y busca algo en sus bolsillos. Saca la mano izquierda cerrada, con la derecha coge la tuya y las acerca. Te mira fijamente. Abre su puño en tu mano a cámara lenta. Notas algo redondo. Miras, es ¿una chapa? "Usar en caso de "sí, quiero"". Te la pones.

Descubre el poder de las chapas:

Este es un micro cuento con final feliz para revelarte un secreto: el poder de las chapas. Seguramente ahora mismo estás viviendo una preciosa historia de amor y vas a casarte y esto te va a encantar: Las chapas tienen el poder de las palabras, de los mensajes y frases que pueden cambiar el mundo.

En tu boda van a romper el hielo entre los invitados porque creando tus propias chapas con frases originales van a hablar más, a bailar hasta dejar exhausto al dj y van a disfrutar al máximo de vuestro día especial. Un gran poder requiere una gran responsabilidad, así que pásatelo pipa diseñando tus propias chapas.

Chapas frases boda

Imagina todo lo que puedes hacer con ellas:

"Estás invitada" "El 23 de abril tengo una cita", "Vengo de parte del novio", "Lloro en todas las bodas", "La amiga soltera", "Colega de toda la vida", "Yo los presenté", "Busco la barra libre", "Soy el nuevo DJ", "Contados oficial de anécdotas", "Lo doy todo en la pista".

Son algunas ideas, pero seguro que en este momento tú ya tienes muchas más. Así que disfruta del proceso de personalizar tu propia boda y hacerla a tu manera. Es muy fácil, sólo tienes que dejar volar tu imaginación. Recuerda: tú tienes el poder.