Dando la chapa: La leyenda de San Valentín

Enamorados

Mañana es 14 de Febrero, también conocido como San Valentín, el día de los enamorados. Pero ¿realmente existió un santo llamado Valentín? ¿cuándo? ¿quién era? y sobretodo ¿por qué es el patrón de esta festividad? Vamos a profundizar un poco en su leyenda aprovechando el romántico diseño de lo disegno a modo mio.

Valentín vivió en Roma alrededor del siglo III, donde ejerció primero como médico y, más tarde, como sacerdote.

Por aquellos días, el poderoso Imperio Romano mostraba síntomas de crisis y su emperador Claudio II, creyendo que el matrimonio entre sus jóvenes soldados reducía su rendimiento en el campo de batalla, prohibió las bodas a los miembros de sus filas.

Valentín, ya como sacerdote católico, encontró la medida injusta y una afrenta al sagrado sacramento del matrimonio, por lo que decidió casar a los enamorados soldados en secreto, desobedeciendo así las órdenes del emperador. Cuando Claudio se enteró, fue apresado.

Durante las últimas semanas de su vida, Valentín comenzó a recibir la visita de Julia, la hija ciega de su carcelero que, viendo que el santo era hombre de letras, quiso que instruyera a la niña. Valentín la educó y también le inculcó la fe cristiana. Incluso cuenta la leyenda que un día se arrodilló ante ella y rezó, y tras una fuerte luz, Julia recuperó la vista. El milagro conmocionó a Asterius, el carcelero, que se convirtió al cristianismo junto al resto de su família. Aún así, el santo siguió preso.

Antes de morir Valentín envío una carta a la niña, recordándole que se mantuviera cerca de Dios. 'De tu Valentín', firmó. Al día siguiente, el 14 de febrero del 270 d.C., murió martirizado.

Dicen que Julia plantó un cerezo en agradecimiento junto a su tumba, en lo que hoy es la Basílica de San Valentín, en Terni (Roma). Y que por eso es el árbol del amor.

comments powered by Disqus