Todo lo que una chapa puede hacer por ti

Chapas personalizadas para molar

Las chapas molan. Llevan molando desde que los grupos rockeros de los 60 como los Rolling Stones empezaron a usarlas como merchandising y causaban furor entre sus fans. Rápidamente se convirtieron en un icono para marcar estilo y tendencia. Siempre de la mano de la cultura urbana, del arte contemporáneo y de las nuevas tendencias. El mundo de la moda también les abrió las puertas, pues eran el complemento perfecto para gorras, camisetas, bolsas de tela e incluso americanas como las que veremos esta próxima temporada otoño-invierno. Lo bueno es que como las chapas son baratas, es una moda para todos los bolsillos.


Nadie se resiste a las chapas, tienen mil funciones incluso sirven para ligar. Sí, sí, como lo lees. Son muy útiles para establecer relaciones y conocer a gente nueva en lugares públicos y concurridos porque rompen el hielo. Una chapa es la excusa perfecta para empezar una conversación: "¿Qué pone en tu chapa?". Por ejemplo en las bodas o celebraciones especiales puedes personalizarlas con frases originales o divertidas y ya verás cómo les encanta a los invitados. Conocemos casos de parejas que se han enamorado gracias a una simple chapa.

En ámbitos profesionales el uso de chapas también se ha extendido, porque son un gran soporte para un eslogan y para crear promociones que causen impacto. Una gran idea para eventos y ferias, como regalo de promoción para los clientes o como soportes identificativos de los trabajadores, ya que se pueden crear con nombres, cargos, etc.

Pero realmente lo que va a hacer una chapa por ti va ser acompañarte y remarcar tu estilo, tu gusto. En definitiva, hacerte sentir mejor, diferente y único. Puedes crear una pequeña colección propia, con tus diseños, serán un detalle estupendo para regalar a tus amigos o para cambiar de look cada día. Su precio será un secreto porque aunque sean baratas, tendrán un valor incalculable.


/ dolors
FAQ