Camaloon.com is not taking orders and the company behind it stopped all operations in September 2022. The company is going through a bankruptcy procedure.

¿Cómo diseñar un packaging?: Guía para crear el diseño ideal

Si estás preguntándome cómo diseñar un packaging que sea perfecto para tu producto, en este artículo te contamos las claves para conseguir el resultado que buscas.

Diseñar un packaging que sea ideal para un producto conlleva un proceso largo de investigación y evaluación antes de entrar a la parte creativa.

¿Por qué es necesario realizar todo este proceso de investigación antes de pasar al diseño en sí? Bueno, el packaging tiene mucho más potencial que simplemente ser el empaque de un producto.

La caja, envase o bolsa donde viene el producto puede incorporarse a la estrategia de marketing para obtener múltiples beneficios, como puede ser:

  • Aumentar la rentabilidad del producto
  • Tener una imagen de marca más consistente
  • Hacer que el producto sea más llamativo y memorable
  • Mejorar la experiencia de los consumidores con la marca

Los objetivos del packaging pueden ser muchísimos y varían con cada producto y marca. Lo importante es que haya un objetivo en el diseño para que este tenga una dirección clara y sea efectivo.

¿Cuáles son los objetivos de un diseño de packaging?

La función principal del packaging es proteger el contenido del producto. Ya sea de factores externos como la luz, el calor y la humedad, o para evitar daños durante su manipulación o transporte.

Pero el packaging puede ser mucho más, pues calidad de éste influye en la percepción de calidad y valor que el cliente tiene de su contenido.

Por esta razón, un buen diseño de packaging puede traer beneficios como:

  • Hacer la marca más atractiva a los clientes;
  • Incrementar la memorabilidad de la marca;
  • Fidelizar clientes;
  • Aumentar la exposición de la marca con packaging reutilizable.

Para entender cómo el packaging es más que solo embalaje veamos cuáles son algunos de los objetivos que se tienen en mente a la hora de crear el diseño de packaging de un producto.

1. Diferenciarse de otros productos

Diseñar un packaging único

El packaging es una herramienta de comunicación, que tiene la particularidad de incluso poder comunicar en la distancia y captar la atención del consumidor conectando con él mediante elementos visuales.

Además, puede ser un importante factor diferencial entre otros productos similares en el mercado. Un buen diseño de packaging es lo que hará que un potencial comprador centre su atención en nuestro producto en vez de en la competencia.

2. Generar una buena primera impresión

Diseñar un packaging para botellas

Una vez que hemos llamado la atención de los consumidores, queremos que la primera impresión que tengan de nuestro producto sea positiva. Conectar con ellos y demostrarle cómo nuestro producto y marca son perfectos para él.

Muchos son los factores del packaging que influyen en esto. Por ejemplo, la calidad de los materiales que utilizas para la elaboración del empaquetado influye en la percepción que los potenciales clientes tienen del producto.

Aquí es donde surge la importancia de no ver el packaging como una simple caja, envase o bolsa que contiene el producto, sino como una herramienta más dentro de la estrategia de venta.

3. Motivar al consumidor a la compra del producto

Diseño de un packaging premium

¿Ya habías pensado en tu packaging como un recurso que puede ayudarte a incrementar tus ventas? Este es un potencial que no puede ni debe ser desaprovechado.

Conseguir que el consumidor se sienta atraído por el producto, ya sea al verlo en una tienda física, una tienda online o en una publicación en redes sociales es un gran paso.

Pero a penas el potencial cliente entre en contacto con el producto, el diseño debe estar hecho para venderle.

Esto puede conseguirse de múltiples maneras. Lo importante es comunicar efectivamente la información sobre el producto y la marca. De tal manera que el consumidor conecte con ambas.

4. Reforzar el reconocimiento y memorabilidad de la marca

Diseño de un packaging con estética consistente

El packaging no es solo un paquete: si lo haces bien, puede convertirse en una extensión de tu marca.

Son muchas las razones que motivan a los clientes a comprar un producto específico y una de ellas es sentir afinidad hacia la marca.

¿Cómo puedes hacer que una persona conecte con tu marca y producto? Con el packaging.

El packaging es como un canvas en el que puedes plasmar y comunicar los valores de tu empresa; capturar la identidad de tu marca; realzar los colores que te representan, etc.

Muchas marcas han optado por diseños de packaging dignos de ser fotografiados. Con esto consiguen beneficios como:

  • Que los clientes no desechen el packaging, por lo tanto, sean expuestos a la marca por más tiempo.
  • Incrementar la afinidad y lealtad a la marca. Cuando las personas conectan con una marca, es más probable que continúen comprando productos de ésta.
  • Motivar a las personas a compartir el packaging y los productos. Ya sea mediante sus redes sociales o cara a cara con sus conocidos: las personas compartirán un packaging con un diseño digno de ser compartido.

5. El packaging debe ser funcional

Diseño de un packaging funcional reutilizable

Existen muchas formas de hacer esto y direcciones a las que la puedes llevar. ¡Eso es lo genial del packaging! Tienes la oportunidad de hacer brillar tu marca e incluso mejorar la experiencia del cliente.

Por supuesto, el packaging debe cumplir su función básica que es mantener los productos en buen estado.

Pero, ¿por qué dejarlo simplemente ahí?

El diseño de packaging permite explorar más alternativas como hacer del embalaje, envase, caja o recipiente un elemento más que sume a la experiencia de la compra.

Muchas marcas han creado diseños de packagings que tienen además un uso práctico para el cliente, sumado al uso básico del packaging.

Esto es un gran diferenciador para las empresas, que sorprenden a sus clientes con un producto y servicio mucho más completo.

¿Cómo diseñar el packaging que tu marca y producto necesitan?

Diseño de un packaging minimalista elegante
En algunos casos, menos es más.

Ya conoces todos los objetivos detrás del diseño de packaging. Has visto que es una práctica amplia que no tiene reglas preestablecidas sobre cómo debe ser. El packaging es en realidad una oportunidad para las empresas demostrar lo que las hace únicas.

Este muchas veces puede estar inspirado por tendencias, por lo que es muy común (incluso, aconsejable) que el packaging cambie con frecuencia.

Puede ser ediciones limitadas, diseños basados en fechas o temporadas como: navidad, verano, invierno, aniversario, etc.

Entonces, ¿cómo determinas cuál es el packaging perfecto para tu producto?

Con todas estas variables, puede que te parezca confuso el proceso de diseñar un packaging ideal. ¡O tal vez las infinitas posibilidades ya te han emocionado!

De cualquier manera, estamos aquí para explicarte qué es lo que debes tener en cuenta para empezar el proceso de diseño de packaging.

Hemos resumido en cuatro puntos, todos con un mismo nivel de importancia, lo que hay que dominar para diseñar el packaging perfecto.

Debes conocer el producto, la marca, los consumidores y tu competencia. ¿Cómo es que conocer esto te ayudará a diseñar el packaging perfecto? Pues ahora te lo contamos.

1. Entiende y conoce tu producto

Primero que todo, un punto importante para saber cómo diseñar un packaging ideal es entender muy bien el producto.

El packaging debe comunicar efectivamente la esencia y datos importantes del producto, así que te contamos cómo conseguirlo.

Contenido del producto

Dependiendo de cual sea el contenido del producto, deberás diseñar un tipo de packaging que tome en cuenta las necesidades del contenido para su cuidado y conservación.

Esto también puede servir para darle rienda suelta a tu creatividad con ideas sobre cómo diseñar un packaging que realce el contenido.

En algunos productos es obligatorio resaltar información como ingredientes, cantidad, peso del producto, instrucciones de seguridad o código de barra. Ten en cuenta esto al hacer tu diseño.

Dónde se vende el producto

No es lo mismo un producto que se vende en anaqueles que uno que se vende a través de internet. Los productos enviados por encomienda necesitan extra protección. Esto presenta una oportunidad para personalizar la caja u otro tipo de embalaje en el que se transporte.

Son muchas las formas en las que puedes hacer esto. No tiene que ser un diseño completo, puedes usar una etiqueta o pegatina para agregar un detalle con tu marca.

Materiales necesarios

En algunos casos, cuando diseñas un packaging desde cero, debes tomar en cuenta cuáles son los materiales que se utilizarán para su elaboración.

Entonces, dependiendo del contenido del producto y el lugar o lugares donde es vendido ya puedes determinar qué tipo de packaging y cuántos packagings serán necesarios. Conocer cuál será el material necesario para elaborarlos te permitirá saber qué dirección puedes tomar con tu diseño.

Tipo de producto

¿Es un producto premium, económico, orgánico o edición limitada? Conocer dentro de qué categoría cae tu producto te ayudará a saber qué atributos de éste quieres resaltar.

El packaging tiene el poder de influenciar las decisiones y la percepción que los clientes tienen del producto. Así que, asegúrate que se lleven la impresión correcta con un diseño que caracterice el tipo de producto que es.

2. Entiende y conoce tu marca

Si tienes una marca amigable con el medio ambiente, usa el packaging de los productos para comunicar los valores de tu empresa.

Por supuesto, otro aspecto importante sobre cómo diseñar un packaging perfecto, es conocer muy bien a la marca.

No se trata solo de tener habilidades de diseño impresionantes. El diseño debe capturar la identidad de la marca, su mensaje y lo que hace único al producto para comunicarlo efectivamente a las personas.

Mantén presente el branding de la marca

Esto ayudará a definir el formato y la estética que tendrá el diseño, como los colores y el texto utilizado para comunicar la información sobre el producto y el mensaje de marca.

¿El diseño de tu packaging es fiel a los valores de tu marca?

Si es una marca sustentable, los materiales usados para la elaboración del packaging deben reflejar esto.

De igual manera, si es una marca elegante que se caracteriza por productos premium, el diseño del packaging debe demostrarle a los consumidores que se trata de un producto de esta categoría.

¿Tu packaging está diseñado para alcanzar los objetivos de la empresa?

El diseño no es solamente algo estético. Como todo en el marketing, las decisiones deben ir de la mano con los objetivos de la empresa.

Así que, a la hora de diseñar, pregúntate: ¿este diseño representa correctamente a la empresa? ¿De qué manera el diseño se alinea con los objetivos planteados?

¿Qué mensaje quieres comunicar?

El packaging funciona como un medio de comunicación entre la marca y el consumidor. Por eso es importante que en el proceso de diseño te preguntes, ¿este diseño está comunicando el mensaje que quiero hacer llegar a los consumidores?

3. Entiende y conoce a los consumidores

En tu proceso para encontrar cómo diseñar un packaging ideal debes empaparte con información sobre el público objetivo. Conocer a tu público es lo que te permite empatizar y pensar como ellos.

Es importante que el packaging resulte atractivo para el comprador ideal. Para conseguir esto es necesario conocer quién es ese consumidor al que nos estamos dirigiendo.

Conoce a tu consumidor objetivo

Conocer a tu buyer persona es muy importante para crear un diseño que atraiga y conecte precisamente con ese público.

Este es un proceso que forma parte de muchas acciones dentro del marketing donde es necesario segmentar el mercado con el fin de desarrollar estrategias que se dirijan con éxito a esos consumidores que queremos llegar.

¿Por qué compran el producto?

Saber cuál es la razón por la que compran el producto te ayudará a crear un diseño que sea eficiente tanto para los objetivos de tu empresa, como para el consumidor.

Por ejemplo, si se trata de un medicamento, un diseño de packaging minimalista donde solo se vea el logo de la marca no es lo ideal. Los clientes necesitan tener a la vista toda la información importante sobre el producto.

De la misma manera, si se trata de un producto comestible, es necesario que toda la información importante sea visible con la jerarquía adecuada.

Entonces, dependiendo de qué tipo de producto sea tendrás que tener en cuenta qué elementos no pueden faltar y cuáles ideas serían más apropiadas para no descuidar las necesidades del consumidor.

Testea los diseños

A la hora de crear un packaging es una buena idea testear diferentes diseños con personas que estén dentro del público objetivo. La opinión de quienes son los potenciales compradores es sumamente valiosa para tomar mejores decisiones.

Crea varias versiones y pruébalas realizando un focus group, o grupo focal, para determinar cuál diseño es el que mejor conecta con la audiencia.

4. Entiende y conoce a la competencia

Son muchas las empresas que venden agua, pero Boxed Water Is Better® supo cómo diferenciarse de todas ellas.

Si quieres diferenciarte, debes saber qué es lo que otras empresas dentro de la misma industria están haciendo.

¿Qué está haciendo la competencia?

Analiza el diseño de su packaging: ¿Qué es lo que se destaca y qué puede ser mejorado? Piensa cómo puedes tú crear un diseño que consiga diferenciarse y resaltar en los mostradores.

¿Comunican efectivamente el mensaje de la marca y la propuesta de valor de su producto?

Al ver el packaging del producto de la competencia, ¿te resulta claro cuál es su elemento diferenciador?

¿Hay congruencia entre el branding de la marca y el diseño de sus packagings?

También analiza y enumera todas aquellas cosas del diseño de packaging de la competencia que te gustan. Entiende porqué te gustan; qué es lo que las hace llamativas; y porqué funcionan bien en el diseño.

Por supuesto, haz lo mismo con todas aquellas cosas que consideras que no funcionan tan bien.

¿Cuál es su público objetivo?

Si la competencia se dirige al mismo público objetivo que tu marca, entonces es importante analizar bien cómo lo están haciendo. De qué forma están haciendo que su marca llegue a ese público y los atraiga.

Si se dirigen a un público diferente: ¿Cuál es ese público?, ¿cuál es su estrategia para llegar a ellos?

Y si tu competencia no está incorporando su packaging a su estrategia de marketing, entonces esa es una gran oportunidad que tienes para hacer sobresalir a tu producto.

Destaca tu marca de múltiples maneras: puedes también usar etiquetas y pegatinas personalizadas en el embalaje

Ahora ya sabes cómo diseñar un packaging que sea más que solo un empaque y se convierta en parte importante de tu estrategia de marketing. ¡Es momento de ponerse manos a la obra!

Una vez que el diseño de tu packaging esté listo, puedes contar con nuestros más de 10 años de experiencia para hacer tu diseño realidad.

Explora nuestra sección de packaging personalizado y elige el modelo ideal para tu marca.

No solo somos expertos en la impresión de productos personalizados, también somos nuestros propios fabricantes.

Esto significa que podemos garantizar la excelente calidad de todos nuestros productos y ofrecer los mejores precios del mercado.

Si necesitas más información al respecto, no dudes en contactarnos.

Camaloon utiliza las cookies para mejorar tu experiencia cuando navegas por nuestra página. Para más información lee nuestra Politica de cookies. Al continuar navegando por el Sitio Web estás entendiendo y aceptando su uso. ¡Te lo agradecemos! Cerrar