Cómo hacer un rebranding: redefine tu marca con éxito

Cómo hacer un rebranding exitoso

Te enseñamos los aspectos más importantes sobre cómo hacer un rebranding que no deben quedar por fuera de tu estrategia.

El branding es crucial para todo negocio. En la actualidad, el nivel de competencia es más alto de lo que jamás ha sido. Las personas pueden fácilmente comparar sus diversas opciones y ser más selectivos al momento de comprar.

¿Cómo consiguen las empresas y trabajadores independientes sobresalir? Con una marca sólida que cautive a su público objetivo.

Toda acción, decisión e interacción crea tu marca. Así que desarrollar un branding conlleva crear unos lineamientos que se deben seguir dentro de cada proceso en tu negocio.

De esta forma crearás una marca sólida y reconocible que vaya de la mano con tus objetivos y tu identidad.

Si tu negocio no está teniendo los resultados que deseas, tal vez sea momento de un rebranding.

¿Por qué hacer un rebranding?

El branding es la identidad de tu negocio. Es como las personas te recuerdan y como te diferencias de la competencia.

Son muchas las razones para realizar un rebranding. Usualmente, conlleva un cambio drástico en la identidad de la marca, mas que un simple cambio en la identidad visual.

Si tu negocio tiene muchos años, un rebranding puede ayudarte a modernizar la imagen de tu negocio.

Para reinventarte junto a los cambios del mercado, puedes expandirte y alcanzar una nueva audiencia con un cambio de marca.

Si redefines los valores de tu marca, hazlo saber con una nueva imagen.

Ante un conflicto que afecta tu reputación, un rebranding puede ser la manera de distanciarte de la polémica y refrescar la percepción que los clientes tienen de tu negocio.

¿Cuál es la diferencia entre rebranding y restyling?

Cuando hablamos de rebranding nos referimos a cambios realizados a varios componentes característicos de una marca. Estos pueden ser: el nombre, nicho, productos o servicios, personalidad, público objetivo, etc.

Mientras que el restyling se trata de simplemente hacer cambios sobre la imagen de una marca. Un rediseño puede ir desde cambiar el logotipo, los colores utilizados, las fuentes y la estética general. Todo esto sin cambiar los otros componentes de la marca previamente mencionados.

Consejos para hacer un rebranding exitoso

Consejos sobre cómo hacer un rebranding

Para empezar, es vital que todo rebranding sea hecho con un objetivo en mente. Para que este objetivo se consiga con éxito, es importante no pasar por alto los 6 puntos de los que hablaremos a continuación.

El rebranding representa un cambio de marca significativo que conlleva un proceso de evaluación y rediseño profundo, no simples cambios superficiales.

Por esta razón, debes realizar un análisis extenso y evaluar desde el núcleo de tu empresa.

Tener una marca sólida y reconocible conlleva mucho tiempo y esfuerzo, pero todo comienza teniendo claridad sobre lo que quieres comunicar y, sobre todo, hacerlo de forma consistente.

1. Identifica la razón por la que necesitas hacer un rebranding

Son muchísimas las razones por las que realizar un rebranding podría ser una estrategia necesaria en un negocio.

Sin embargo, debes definir claramente cuál es esa razón y porqué un rebranding ayudaría. Esto, además, te ayudará a identificar cuáles serían los posibles riesgos que se enfrentarían.

Por ejemplo, algunas razones para realizar un rebranding pueden ser:

  • Hacer que la marca se vea más moderna
  • Reposicionarse:
  • Crecimiento de la empresa:
  • Cambio de personal directivo:
  • Expansión de la empresa: Adquisición y fusión con otra empresa que expande el alcance de ésta. Llegar a un nuevo público amerita hacer un cambio de marca que resulte atractivo a este nuevo público objetivo.

2. Evalúa tu propuesta de valor

Tu propuesta de valor es lo que hace a tu empresa única y la razón por la que las personas te eligen antes de la competencia.

Todo negocio necesita una propuesta de valor clara y sólida sobre la cual construir una marca que comunique precisamente qué es lo que lo hace diferente.

Evalúa la propuesta de valor de tu negocio:

  • ¿Cuán valiosa es tu propuesta ante la propuesta ofrecida por la competencia y las necesidades de tu público objetivo?
  • ¿La propuesta de valor está formulada en una manera clara?
  • ¿Las acciones y productos de la empresa son congruentes con la propuesta de valor?

La necesidad de redefinir la propuesta de valor es uno de los motivos para realizar un rebranding. Tener claridad sobre cuál es esa propuesta es crucial para que tu nuevo branding comunique el propósito de tu empresa.

3. Define cuál es el mensaje y los valores de tu marca

Además de tener una propuesta de valor bien definida, es importante que tengas claro cuáles son los valores que representan a tu empresa y cuál es el mensaje que quieres comunicar. Define cómo quieres ser recordado.

Al diseñar una imagen de marca, debes siempre recordar que estás diseñando la forma en la que serás recordado. Esta imagen será la primera impresión que los clientes tengan sobre ti.

Toda interacción que tengas con los clientes, ya sea en persona o mediante contenido digital, comunica y construye tu marca.

El branding no se trata solo de elementos visuales. Tu mensaje es parte de tu marca.

La forma en la que te comunicas con tus clientes, es branding. El tono de voz que utilizas en las publicaciones de redes sociales, es branding. El copy y la estructura del contenido en tu sitio web, es branding.

Tener claro cuál es tu mensaje es lo que te permitirá comunicarlo efectivamente.

4. Investiga a tu público objetivo y la competencia

En marketing, las investigaciones de mercado son el punto de partida en el diseño de toda estrategia.

Investiga y entiende a los consumidores: quiénes son, qué es lo que buscan, cómo lo buscan, qué problemas tienen, cuáles son sus intereses, cuáles son sus valores, etc. Esto será importante para diseñar una marca y un sistema de comunicación que resuene con ellos. —

Puedes hacer un rebranding que te ayude a expandir tu alcance y llegar a un público nuevo. Al mismo tiempo, debes evaluar si reinventarte para llegar a una nueva audiencia te pondría en riesgo de perder parte de la clientela que ya tienes.

Investiga y entiende a la competencia: La investigación de la competencia es un proceso que nunca termina y está siempre presente al tomar decisiones importantes como es el caso de un rebranding.

Si quieres crear una marca sólida con una presencia sobresaliente dentro del mercado, es indispensable analizar de cerca qué es lo que está haciendo la competencia. Así podrás diseñar de manera estratégica el nuevo branding con el que marcarás la diferencia.

5. Analiza la cultura de la compañía

El rebranding es un proceso de cambio que va desde el corazón de la empresa, así que analizar la cultura de tu empresa debe formar parte de la evolución de tu marca.

Dentro del branding es importante conseguir consistencia, porque de esta manera es que puedes crear una marca sólida y tener ventaja competitiva.

Esta consistencia significa que debe haber congruencia en todo lo que compone a la empresa: desde la identidad visual, pasando por la personalidad de la comunicación en redes sociales y el modelo de negocio, hasta el diseño de la experiencia de los clientes.

Una vez que tengas la propuesta de valor, el mensaje y los valores de tu marca bien definidos, asegúrate que la cultura de tu empresa esté en consonancia con ellos.

6. Comunica tu nueva imagen de marca

Una vez que ya has redefinido tu nueva imagen de marca, ¡es momento de contárselo al mundo!

Comunica tu cambio tanto de manera interna como externa. Es importante que todo el equipo de trabajo celebre contigo el cambio de imagen y conecte con la nueva identidad.

Realiza un evento especial de lanzamiento en el que aclares todas las dudas que puedan tener y asegúrate de que todos inicien esta nueva etapa de la empresa en la misma página.

Haz que tu cambio de imagen esté en todos lados creando merchandising como camisetas personalizadas para todo el personal.

De esta manera estarás fomentando el sentido de pertenencia y haciendo que todo tu equipo lleve con orgullo la marca de la cual es parte.

Y, por supuesto, ¡hazle saber a todos los que te siguen! Comunica a través de canales digitales o eventos presenciales el rebranding de tu empresa. Hazle saber a tu clientela tu compromiso con ser cada vez mejor.

Camaloon utiliza las cookies para mejorar tu experiencia cuando navegas por nuestra página. Para más información lee nuestra Politica de cookies. Al continuar navegando por el Sitio Web estás entendiendo y aceptando su uso. ¡Te lo agradecemos! Cerrar