La evolución de las chapas desde el Renacimiento hasta la actualidad

/ anna

Durante el Renacimiento, las chapas eran joyas de varias dimensiones, formas y acabados. Utilizadas tanto por mujeres como hombres, las chapas no solo eran un accesorio estético, sino que además, eran un elemento que formaba parte de sus vestimentas que otorgaban una sensación de virtuosidad, sobretodo en la música o en otras actividades artísticas.

Y, de hecho, el artista Pinturicchio había sido uno de los artistas que mejor había sabido reflejar este detalle en sus cuadros.

Spille dipinte da Pinturicchio

En el 500, las chapas empezaron a convertirse en las protagonistas de la vida cuotidiana de los nobles, creando ropajes y accesorios para el pelo exclusivos, mientras los grandes pins resaltaban la riqueza y elegancia de los nobles.

Cuando pensamos en las chapas de hoy, nos damos cuenta de cuánto han cambiado desde aquella época. Como ha cambiado su rol en nuestra sociedad, como se ha introducido otro modelo de chapa - más accesible y menos aristocrática -, separándose del concepto de joya, navegando por la subcultura punk para llegar al boom de los años 80, cuando fueron oficialmente consagradas como pins populares.

Hoy hemos querido recuperar ese valor estético, típico de aquel siglo, dando la posibilidad a cada persona de sacar su lado más artístico creando una chapa en nuestro atelier.

(Chapa creada por el colectivo de ilustradores: Illustri)

Porque para recuperar aquel sentido de virtuosidad - ahora perdido -, es necesario volver a sumergirse en el arte con los instrumentos justos y adecuados.

También podéis encontrar homenajes al arte renacentista aplicados a chapas modernas y otros productos en nuestra galería.

Spille con dipinti rinascimentali
comments powered by Disqus