La franquicia que apuesta por el merchandising

/ federico

Fonzarelli's es una nueva franquicia que se inspira en la famosa serie de televisión "Happy Days". Para el lanzamiento de la marca, Fonzarelli escogió dos artículos promocionales de Camaloon, chapas y abridores con imán, y los personalizó con su logotipo.


Fonzarelli's cuenta con una gráfica muy concreta. ¿En qué medida es importante mantener esta gráfica también en vuestros artículos de merchandising?

La imagen y estilo de Fonzarelli han sido diseñados con gran cuidado y atención al detalle. No hemos dejado nada al azar: así conseguimos evocar, con elegancia pero también con un toque de modernidad, una época que todos recuerdan con afecto, incluso aunque no la hayan experimentado personalmente: los años 50 de "Happy Days". Nuestra marca, nuestros colores y nuestras instalaciones tienen como objetivo crear un ambiente agradable y relajante, adecuado para cualquier edad. Queremos que pasar el tiempo dentro de un local Fonzarelli's sea un placer tanto para quienes lo frecuentan en compañía de amigos como para quienes van en familia. Es por eso que cada elemento que lleva la marca Fonzarelli's tiene que ser coherente con esta filosofía, y reflejar siempre los valores que definimos durante la gestación del proyecto. Naturalmente, este discurso también lo trasladamos a todos los artículos de merchandising que creamos, porque estos artículos identifican a la empresa y son portadores del mensaje.

¿Cuáles son los artículos que habéis hecho con Camaloon? ¿Cómo los vais a usar?

Con Camaloon hemos hecho chapas y abridores de botellas con imán con el logo de Fonzarelli. Comenzamos a distribuirlos durante algunos eventos promocionales de la marca. Han sido muy apreciados tanto por su originalidad como por su diseño gráfico. Es importante recordar que los objetos de merchandising tienen un doble propósito: pueden ser un recuerdo que se queda el cliente de la experiencia positiva que ha experimentado o, como en este caso, hacer que crezca la notoriedad de la marca. Una de las opciones que estamos considerando, cuando en primavera abramos los dos primeros Fonzarelli's en Limena (Padua) y en San Donà (Venecia), es incluir una tienda dedicada a la comercialización de artículos dentro del restaurante: creemos que a la cadena franchising se puede acompañar una brand store capaz de hacer tendencia.

¿En qué medida es importante para Fonzarelli's encontrar productos que puedan transmitir y acompañar el concepto de "Happy Days"?

Más que la serie en sí, para Fonzarelli's es importante recordar la época en la que se ambienta la serie. Queremos que el almuerzo o la cena dentro de nuestros locales sera una verdadera experiencia, una especie de inmersión en los años 50 en un lugar moderno y confortable, pero con una personalidad fuerte. Hemos establecido toda nuestra filosofía en todos los elementos, desde la comunicación hasta el mobiliario, siguiendo el estilo y el espíritu de esa época. Por lo tanto, es esencial para nosotros estudiar y encontrar productos que la recuerden con estilo, gráfica y materiales. Esto se debe a que, naturalmente, la comunicación de nuestros valores y nuestro estilo siempre debe ser coherente y nunca desviarse de las ideas que dieron origen al proyecto de Fonzarelli.

¿Qué os ha gustado más de los artículos de Camaloon?

Hemos encontrado las características esenciales que buscábamos en un proveedor: rapidez en la entrega, variedad y detalles en los productos y una excelente relación calidad / precio. Estos fueron los tres elementos que más nos impresionaron en los productos y servicios de Camaloon y que nos llevaron a elegirlo como proveedor de la marca Fonzarelli's. Otro aspecto importante fue la facilidad para consultar lo que necesitábamos desde la página web: encontramos rápidamente los productos que más se ajustaban a nuestras necesidades y quedamos muy impresionados por la calidad de la personalización que se hizo para nosotros. La impresión general fue, por lo tanto, extremadamente positiva.