La guerra de los precios y cómo afrontarla: Estrategias de éxito

La guerra de precios y cómo afrontarla

En este artículo trataremos el tema de la guerra de los precios y cómo afrontarla. Sabemos que muchos negocios en algún momento podrían enfrentar esta situación y no siempre es fácil salir airosos de ella. Por eso, te daremos algunas estrategias que han demostrado ser efectivas en muchos casos.

Si estás en la industria del Print on Demand (POD), es preciso que sepas que la guerra de precios se puede presentar en el sector textil. Esta industria es muy grande y si tu negocio es aún pequeño te interesa comprender no solo cómo reaccionar, sino cómo sacar ventaja de este conflicto.

Los precios son un aspecto demasiado importante en una empresa. No es recomendable tomarse a la ligera este asunto. Anteriormente, ya hicimos un artículo acerca de cómo poner el precio a un producto, léelo si te interesa ampliar el tema o tener fundamento antes de concentrarte en este tema.

Comencemos entonces aclarando qué es una guerra de precios, para así continuar con las estrategias que te ayudarán a trascenderla, aún siendo una marca pequeña.

¿Qué es una guerra de precios?

Es la temporal o constante bajada de precios por parte de ciertas industrias, marcas o empresas. Por lo general, la inicia una de ellas y otras reaccionan, creando la guerra. El problema es que se puede entrar en una vorágine de rebajas que amenaza la rentabilidad de los negocios más pequeños, pudiendo desaparecerlos o dejarlos con muchas dificultades para sobreponerse.

El objetivo de una guerra de precio suele ser ganarle clientes a los competidores directos. 

E, incluso, a compañías que no son competencia directa, pero de la cuales les interesa captar compradores. Es importante entender que para empresas fuertes esta es una estrategia y, por lo general, antes de lanzarse al campo de batalla lo han meditado bien.

Esto les hace tener ventaja, por eso, la participación o no participación del resto de los comercios también debe ser decidida con inteligencia y reflexión. Si ya tienes tu tienda en línea POD y estás comenzando, debes ser más cuidadoso aún al reaccionar.

¿Cuáles son los beneficios de una guerra de precios?

La guerra de precios y cómo afrontarla rebajas

Como hemos dicho en el apartado anterior, la guerra de precios tiene sus beneficios para la industria que la impulsa. Puede ganar clientes de la competencia, romper récord de ventas o absorber a empresas más pequeñas, en algunos casos.

En la industria textil es muy común la guerra de precio. Tanto así que hay marcas pensadas, desde su nacimiento, para llevar a cabo este tipo de estrategia. No en vano, las tan populares marcas de ropa fabricadas en china presentaban precios extremadamente bajos, como el caso de Shein o Aliexpress.

Sin embargo, ese ritmo de bajada de precio también disminuye en algún punto. Luego de la guerra, los precios suben y se estabilizan. Es el caso que hemos presenciado con las marcas antes mencionadas. Ya no ofrecen precios muy por debajo de otras empresas consolidadas en el mercado y que, por fortuna, sobrevivieron.

¿Cómo reaccionar frente a una guerra de precios?

Para saber qué es la guerra de los precios y cómo afrontarla, también es importante conocer las diferentes formas en que puedes reaccionar.

Básicamente, hay 4 posibilidades de reacción: Ignorar, defender, atacar o acomodarse.

Habría que analizar cuál es la más conveniente según cada caso. No es lo mismo ser fabricantes que intermediarios, ni es igual estar posicionado que no estarlo, solo por citar algunos ejemplos.

Si el costo es muy alto y tu competencia en realidad no es tan fuerte quizás no merece la pena involucrarse y es mejor decantarse por estrategias diferentes. Si, por el contrario, el competidor es débil y el coste se puede asumir sin problemas, podría ser buneo atacar.

En el caso de que tu competidor sea fuerte y tampoco puedas asumir los costos, podrías armar una buena defensa y salir ileso. Y, por último, aunque no en ese orden, podrías simplemente ajustarte a la situación y replantearte tu estrategia.

¿Cómo sobrevivir a una guerra de precios?

Aplicar descuentos en productos

Sí se puede sobrevivir a una guerra de precios. Muchas empresas lo hacen constantemente. A continuación, veremos algunas maneras en que puedes lograrlo. Analiza muy bien cada una de ellas y, llegado el caso, de una declaración de guerra, entonces pon en marcha la más conveniente para tu empresa.

No estás destinado a bajar el precio descontroladamente a tu producto estrella, ni desmejorar su calidad. 

A pesar de lo que puedas creer, algún tipo de cliente que usa tus productos está más centrado en la calidad y el valor que le ofreces.

No hagas nada

A veces, el mejor “ataque” es no hacer nada. Sí, aunque parezca una locura, en este caso no lo es, si es lo más conveniente para ti. Esto no es sinónimo de renunciar a tu compañía, todo lo contario. Quizás es momento de enfocarte en la especialización de nicho, segmentar a tus clientes o en aumentar el valor que aportas y así diferenciarte.

Cuando no estás en posición de competir en guerras, lo mejor es sobrevivir quedando al margen. 

Es sensato, te cuesta menos y te podría posicionar en un lugar en el que ninguno de esos competidores podría estar. Afortunadamente, este mundo tiene miles de millones de personas entre las cuales pueden estar tus compradores fieles.

Realiza una segmentación de clientes

En tu universo de clientes puede haber un grupo o varios con ciertas características a los que puedes hacer ofertas especiales. Por ejemplo, si tu público es joven pero hay profesionales y estudiantes en él, es buena idea crear una oferta para alguno de ellos.

Un mes de descuento para estudiantes en uno de tus productos o servicios podría resultar bien. El precio debe ser atractivo para que la estrategia sea exitosa. Es una solución bastante interesante al problema, sin necesidad de bajar todos los precios de tu lista de artículos. Una vez tengas consolidada esta estrategia, te irá muy bien.

Busca clientes nuevos

Quizás ha llegado el momento de salir a la cacería en busca de clientes nuevos. Tal vez encuentres aquellos que estén más interesados en el valor que ofreces, más allá del precio.

No te aferres a un cliente antiguo, si ya lo perdiste, tienes la real posibilidad de enfocarte en otro y así diversificarte. Forma parte de la reinvención que a veces es muy necesaria para no sucumbir.

Enfócate en el valor diferencial

Aumenta tu valor. Eso que te diferencia de la competencia es lo que podría salvarte, finalmente. Conviértete en una marca exclusiva, única y original. La experiencia que viven tus compradores con tus productos podría ser tu salvación ante miles de guerras que puedan aparecer en el mercado.

Céntrate en ofrecer, precisamente una experiencia inigualable. Con seguridad, esto te ayudará a conserguir fidelización y un buen flujo de clientes que sean rentables para tu emprendimiento. Diferenciación es la clave.

Especialízate

Busca un nicho de mercado rentable y posiciónate como el número uno en él. Ninguna competencia poodrá derrumbarte tan fácilmente, ya que serás especialista en un segmento del mercado. Nada como enfocarse en un grupo más pequeño, pero que el resultado de dirigirte a él sea una venta segura.

Haz un ajuste selectivo de precios

Puedes crear oportunidades para bajar precios. Por ejemplo, hacer un descuento por la compra de una cantidad de productos (volumen) o aumentar el precio por características extra y dejarlo bajo para quienes desean una versión más básica.

Obtendrás un buen resultado, aumentarás tus ventas y no tienes que hacer reducción de precio de todos tus artículos. Se nos hace una forma muy inteligente de contraataque.

Estrategias post guerra de precios

Rebajar el precio de un producto

Después de las guerras no siempre llega la calma. Probablente, tendrás que reponerte para no sucumbir. Veamos todo lo que puedes hacer para salir a flote.

Fidelización

Luego de una batalla de precios puedes quedar debilitado, pero eso no significa que debas desaparecer del mercado.

Una crisis se supera con estrategias. 

Y una de ellas es poner toda tu atención en fidelizar consumidores. Crea programas especiales de fidelización, aporta más, haz que tu propuesta sea atractiva y genera impacto.

Diversificación

Diversifica tu lista de productos o servicios. Esto podría funcionarte. No tienes necesariamente que mirar hacia otro nicho de mercado, sino encontrar otras propuestas que también sea útil y se convierta en un potencial éxito entre tu misma cartera de cliente. Necesitas un pensamiento flexible para este tipo de cambio, así que trabaja en él.

Redefinición

Probablemente, te corresponda redefinir todo tu negocio. Refrescar tu marca no tiene por qué significar una traición a tus principios como empresario. Más bien puede ser una respuesta al ataque de un competidor. Es preferible esta decisión que abandonar, especialmente si hay razones para seguirlo intentando.

Y bien, esta es nuestra forma de responder a la guerra de los precios y cómo afrontarla. Esperamos que puedas superarla si es tu propósito.

No se trata de crear descuentos indiscriminadamente, sino de tener un plan para sobrellevar las crisis y aplicarlo de forma estratégica. La reacción que tengas siempre debe ser favorable.

Por nuestra parte, nos queda decirte que cuentas con nosotros para llevar adelante un negocio próspero y sólido, difícil de derrumbar con nuestro servicio Print on Demand.

Camaloon utiliza las cookies para mejorar tu experiencia cuando navegas por nuestra página. Para más información lee nuestra Politica de cookies. Al continuar navegando por el Sitio Web estás entendiendo y aceptando su uso. ¡Te lo agradecemos! Cerrar