La historia de Camaloon a través de los ojos del primer Camalooner

Hace más o menos una década desde que Camaloon empezó a funcionar. De manera casi artesanal se fabricaban las primeras camisetas y chapas personalizadas. Un taller-tienda en Reus (Tarragona) fue el primer impulso para crear la gran empresa que es hoy en día. Con la misma proporción de ilusión y trabajo duro se ha conseguido que un pequeño taller de Reus sea una de las empresas de personalización de productos más importantes. Esta vez, la historia que queremos contar es la de Cristóbal Luceno. El cargo que desarrolla en Camaloon es el del director de fábrica, siendo uno de los pioneros en el nacimiento de esta empresa.


Discover our buttons

Check out our T-shirts



El inicio de algo muy grande

"En este sentido, Cristo lo ha tenido muy claro, gracias a su buen amigo Pere Rius, quien empezó con este proyecto, y Bernat Farrero fueron los que decidieron transformar aquel taller en una sociedad empresarial y despegar con este proyecto de artículos personalizables. Al cabo de un tiempo y de formar esta sociedad, decidieron trasladarse de Reus a Barcelona, un gran paso que era necesario, ya que era una empresa con cierto peso y estructura. El cambio de ubicación de la fábrica era inevitable, comenta Cristo.Las palabras de Cristo son claras al hablar del inicio de Camaloon: “al principio fue curiosidad, hasta que nos dimos cuenta del potencial que podía tener”. Y resulta que no se ha equivocado.



Trayectoria profesional

Cristo sabe perfectamente como Camaloon ha cambiado en todos estos años. El trabajo duro que necesita la creación de una gran empresa ha permitido que él haya podido estar en todos los puestos de fábrica. Empezó como operario, después dirigió un pequeño grupo de producción, más tarde pasó a ser jefe de turno y finalmente como jefe de producción, su puesto actual. Su trabajo consiste en la organización diaria del trabajo y atender a las necesidades que pueda haber en la fábrica en todos los aspectos: desde materiales, posibles mejoras hasta contratación de personal entre otros.



¿Por qué unirse al equipo?

El equipo de fábrica es un equipo muy dinámico. Cristo siempre busca en su equipo personas que sepan escuchar, valorar y dar opiniones e ideas. Es muy importante ser resolutivo y si la ocasión lo requiere se deben tomar decisiones para el buen funcionamiento del equipo.

Cristo lo sabe muy bien: "para mi Camaloon es muy especial, lo vi nacer, lo estoy ayudando a crecer, y tengo una implicación total”. En pocas palabras, este puesto de trabajo significa mucho para él, y esos valores de trabajo en equipo, esfuerzo, dedicación y constancia son los que quiere transmitir a su equipo.


Discover our job offers!



/ costanza.rota
Camaloon utiliza las cookies para mejorar tu experiencia cuando navegas por nuestra página. Para más información lee nuestra Politica de cookies. Al continuar navegando por el Sitio Web estás entendiendo y aceptando su uso. ¡Te lo agradecemos!