¿Qué es el dropshipping?: Cómo empezar y errores a evitar

Qué es el dropshipping: tienda en línea con Shopify

¿Qué es el dropshipping? Descubre todo sobre esta oportunidad de crear tu tienda online y empezar a generar ingresos desde tu casa o cualquier lugar del mundo.

En la actualidad, el comercio electrónico presenta un panorama interesante lleno de oportunidades para todos, haciendo posible a más personas emprender su propio negocio sin necesidad de mucho capital.

Sin embargo, no todo es tan sencillo como parece. Aunque iniciar un negocio de dropshipping es tanto accesible como asequible, también se ha convertido en un mercado bastante competitivo.

Por esta razón, debes tener en cuenta muchos factores para empezar con buen pie y garantizar el éxito de tu tienda. En este post te contamos todo lo que debes saber sobre este modelo de negocio.

¿Qué es y cómo funciona una tienda de dropshipping?

El dropshipping es un modelo de negocio de comercio electrónico donde el dropshipper (persona que maneja la tienda) ofrece y vende productos sin necesidad de almacenar mercancía y, por ende, no es necesario hacer una inversión inicial.

Podemos resumir el proceso de venta en una tienda de dropshipping en tres pasos, que se desarrollan de la siguiente manera:

Primer paso: El cliente realiza la compra de un producto desde la tienda en línea.

Segundo paso: El dropshipper recibe el pedido junto con los datos del comprador y pasa la información a su proveedor.

En el caso de las tiendas de productos con impresión bajo demanda, este paso no es necesario. Con el Print on Demand, la tienda contará con una integración del proveedor y ellos recibirán el pedido automáticamente. Más adelante hablaremos de este modelo de negocio.

Tercer paso: El proveedor de dropshipping se hace cargo de todo el proceso logístico: comienza con la producción del producto, de ser necesario; empaqueta el pedido y hace el envío al comprador.

¿Cómo se calcula el precio de los productos?

Para calcular el precio de cada producto, se toma en cuenta como base el precio de venta establecido por el mayorista o fabricante.

Sobre ese monto, el dropshipper establece cuál es el precio final que pagará el cliente. Dentro de ese monto de diferencia está la ganancia.

Sin embargo, establecer el precio final no es tan fácil como elegir un número al azar. Una estrategia de precios es necesaria. Un precio muy alto puede afectar las ventas, pero un precio muy bajo puede generar más pérdidas que ganancias.

Aunque no sea necesario invertir en mercancía, eso no significa que no existan otros gastos relacionados con la gestión de la tienda. Para esto se debe tener en cuenta:

Costos de tienda

Los costos de crear y mantener una tienda puede variar dependiendo de qué plataforma o gestor de contenido se utilice para crearla, ya que algunos ofrecerán todo lo necesario por una suscripción mensual o anual y en otros será necesario adquirir por separado lo siguiente:

  • Costo de dominio
  • Certificado SSL
  • Costo de alojamiento
  • Costo de suscripción al gestor de contenido

Costos de marketing

En esta área es donde se irá la mayor cantidad de gastos, los cuales pueden estar asociados a:

  • Ads de redes sociales
  • Marketing de motores de búsqueda o SEM
  • Plataforma de email marketing
  • Otras herramientas de marketing para SEO, analíticas y automatización
  • Copywriter profesional

Si disfrutas de la redacción publicitaria y se te da bien, puedes ahorrarte el contratar un copywriter. El copywriting es el arte de persuadir y vender con texto, así que el contenido de la tienda y las páginas de productos es crucial para generar ventas.

Después de tener claro cuáles son los gastos anuales y mensuales, ya puedes estimar cuál debe ser el precio final del producto para que sea rentable, pero no excesivo para los compradores.

Pero, ¿quién paga por el envío?

La respuesta es… depende. En algunos casos, el dropshipper es quien asume el precio de envío. Esto lo hace añadiendo el costo de envío al precio en el que vende el producto, ofreciendo envío “gratis”.

Si el proveedor no lo incluye en su precio de venta, también es posible añadir el costo del envío al precio final del producto, aunque esto podría significar un menor margen de ganancia. Por último, otra opción es cobrar el envío al comprador.

Esta última opción puede no ser viable, pues depende de si trabajas con un solo proveedor o con múltiples que se encuentran en lugares diferentes. Si un cliente hace un pedido de varios productos y cada uno es de un proveedor diferente con un costo de envío diferente, el precio total no le va a resultar nada atractivo.

¿Qué se necesita para abrir una tienda de dropshipping y cómo tener éxito?

Dropshipping: analíticas del rendimiento de campañas y sitio web

Para tener éxito en el dropshipping y poder hacerlo un negocio rentable, es elemental tener claridad de dónde se está operando, cuáles son los retos a superar y cómo aportar valor al público objetivo.

Tener una tienda de dropshipping no es una forma fácil de hacer dinero desde casa. Es un negocio tan serio y desafiante como cualquier otro en el comercio tradicional.

Es por eso precisamente que muchas personas no consiguen los resultados que esperaban al emprender con dropshipping: subestiman las responsabilidades, el trabajo y el tiempo que conlleva hacer crecer un ecommerce con este modelo de negocio.

Si bien no tener que lidiar con inventario hace que sea fácil y accesible para cualquiera empezar, eso no significa que es igual de fácil tener éxito. Así que te contamos cuáles son las responsabilidades de un dropshipper, elementales para poder empezar una tienda en línea que venda y genere grandes ingresos.

Las responsabilidades de un dropshipper

Hacer investigación de mercado, contactar a los proveedores, creación del sitio web, creación de estrategia de promoción, ofrecer servicio de atención al cliente… El trabajo de un dropshipper es variado y sumamente importante.

Esto es lo que se debe hacer para crear una tienda, empezar a conseguir clientes y generar ventas.

  • Elegir un nicho rentable
  • Hacer una investigación de mercado
  • Buscar proveedores y productos
  • Crear tienda o sitio web
  • Hacer mantenimiento del sitio
  • Crear la estrategia de marketing
  • Analizar el rendimiento de las campañas y productos
  • Crear anuncios para redes sociales y buscadores

Por supuesto, un dropshipper también es responsable del área de ventas y servicio al cliente de su tienda. Esto puede ser tanto tratando directamente con los clientes, como redactando descripciones y contenido que atraiga y motive a la compra. Algunas responsabilidades son:

  • Responder consultas de clientes
  • Pasar pedido al proveedor cuando se realice una compra
  • Lidiar con quejas y retornos
  • Redacción persuasiva de las descripciones de productos
  • Redacción de copy estratégico en el sitio web y redes sociales

¿Cómo conseguir proveedores de dropshipping?

Dropshipping: almacén de inventario del proveedor

La reputación de tu negocio y la satisfacción de tus clientes depende de la calidad de tus proveedores de dropshipping. Te contamos cómo conseguir proveedores de calidad:

Directorios de proveedores

Existen varias plataformas que son directorios de proveedores de productos, que bien pueden ser mayoristas o fabricantes. La ventaja de estas plataformas es que usualmente ofrecen una integración fácil de productos a la tienda.

En estos directorios consigues proveedores de todo el mundo y todos los rubros. Algunos son específicamente para especialistas en un nicho o fabricantes/mayoristas de países específicos.

Dependiendo de donde te ubiques y dónde quieras vender, tienes varias opciones para evaluar.

Contacta proveedores directamente

Haz una búsqueda extensiva por internet y contacta a proveedores directamente. Otra forma para conseguir proveedores, es encontrar un mayorista o fabricante que tenga el producto o los productos que quieres vender y tratar personalmente con ellos.

Esta opción es sobre todo conveniente con la impresión bajo demanda, ya que no es necesario recurrir a un directorio para conseguir un proveedor. Estas a tan solo unos clics de distancia de encontrar el proveedor perfecto para ti.

Errores comunes al empezar una tienda de dropshipping

En el mundo del dropshipping es común encontrar testimonios en ambos extremos: personas que consiguieron tener éxito y crear un negocio rentable, como personas que no consiguieron recuperar su inversión.

Pero, ¿por qué algunas personas lo consiguen y otras no?

Te contamos cuáles son algunos de los errores más comunes que cometen los principiantes y que son el motivo de la frustración y falta de resultados favorables.

  • Pensar que el dropshipping es una forma de hacerse rico fácil

El dropshipping, al igual que otros modelos de negocio electrónicos o tradicionales, supone tiempo, trabajo y dedicación para poder ver resultados. Es importante contar con un plan de negocio, objetivos y una estrategia para conseguirlos.

  • No hacer una investigación de mercado

En todo negocio, es elemental hacer una investigación de mercado para tener un conocimiento profundo de cómo funciona, quién es la competencia y el público objetivo. Saber esto es lo que ayudará a desarrollar una estrategia efectiva.

  • No invertir en publicidad

No invertir en publicidad —o invertir mal— es otro error bastante común. La promoción es probablemente el área que más presupuesto demanda y puede resultar muy caro si no se hace bien. Hacer campañas de publicidad sin objetivo claro o sin haber hecho una investigación de mercado antes, difícilmente sale bien.

Sin embargo, las campañas de marketing con una dirección estratégica, son muy efectivas para poner tu tienda frente al público adecuado, en el momento adecuado.

  • Elegir el nicho equivocado

Elegir un nicho solo porque es rentable, pero sin conocerlo o tener afinidad con él es otro error frecuente entre dropshippers. El nicho adecuado es aquel que se alinea con tus intereses, objetivos y propuesta de valor.

Estando en el nicho correcto es más fácil entender cómo éste funciona e identificar las carencias e intereses de los consumidores para elegir los productos que sean más rentables.

  • No tener un sistema para lidiar con retornos y quejas

La atención al cliente es parte esencial de todo negocio. Forma parte crucial de la retención y adquisición de nuevos clientes. Al emprender un negocio, es importante prepararse para lidiar y superar los momentos difíciles.

Los retornos y las quejas pueden ocurrir en cualquier momento por diversos motivos. Aunque lo ideal sería que ocurrieran, la realidad es que son inevitables de vez en cuando. Por esta razón, es importante desarrollar un sistema para solucionar los problemas que puedan surgir.

Dropshipping y Print on Demand

El print on demand, o impresión bajo demanda, es una forma de dropshipping que ha estado ganando mucha popularidad los últimos años.

Este modelo de negocio, en la misma línea de todo lo que hemos mencionado antes, no amerita almacenar inventario ni pagar una inversión adelantada en productos para empezar.

Sin embargo, hay una diferencia clave: con el print on demand no vendes los productos de terceros, sino que tienes la oportunidad de crear tu propia marca y vender tus propios productos personalizados.

No vendes los mismos productos que otras personas. Puedes crear productos originales y así poder diferenciarte de la competencia con tu sello personal. Agrega valor a tu audiencia y vende productos que quieran comprar.

Lo más probable es que en el Print on Demand trabajes con un solo proveedor. Trabajar con un proveedor de confianza significa que no tendrías que preocuparte por una calidad inconsistente de los productos o una posible incertidumbre del rendimiento que tendrán para lidiar con tus pedidos.

Ventajas y desventajas del dropshipping

El dropshipping es un modelo de negocio que sin duda está lleno de ventajas y puntos a favor. De la misma manera, hay ciertas cosas que no se pueden ignorar y es vital tenerlas en cuenta para poder empezar con un panorama claro.

Por esa razón, acá te contamos algunas ventajas y desventajas del dropshipping.

Ventajas del dropshipping

Baja inversión de capital para empezar

A diferencia del comercio tradicional, abrir tu propio ecommerce con dropshipping requiere una inversión muchísimo menor. Sin embargo, eso no significa que el costo inicial sea cero.

Existen algunos gastos necesarios —u opcionales, pero convenientes— para iniciar una tienda en línea como la creación de un sitio web, membresía a una plataforma de dropshipping y otros gastos relacionados al marketing como campañas de anuncios en buscadores y redes sociales.

Cantidad ilimitada de productos para vender

El dropshipping te permite abrir una tienda con un largo catálogo de productos para vender. Una vez que consigas un proveedor, solo tienes que sincronizar a tu tienda los productos que selecciones sin cargos adicionales. Al no tener que almacenar, manejar e invertir en el stock, no hay limites sobre cuántos productos puedes vender en tu tienda.

Aunque, por supuesto, no olvides que muchas veces menos es más. Es más valioso tener productos que sean de calidad, tengan demanda y sean rentables. Esto nos lleva a la siguiente ventaja.

Prueba el rendimiento de un producto sin riesgos

Al no tener que hacer pagos adelantados para agregar productos a tu tienda, puedes probar la demanda y la rentabilidad de varios productos sin riesgo a pérdidas económicas. Incluso cuando un producto deja de tener demanda, solo es cuestión de retirarlo.

El dropshipping permite agregar y retirar productos con facilidad. De esta manera puedes hacer que tu tienda tenga siempre productos selectos de calidad y demandados.

Desventajas del dropshipping

Mercado competitivo

Abrir una tienda en línea no significa comenzar a generar ingresos automáticamente. Gracias a lo accesible que es para cualquiera abrir su propio ecommerce, existe mucha competencia dentro de los nichos de mercado más rentables.

Esto no significa tampoco que no sea posible tener éxito con este modelo de negocio, simplemente hay que prepararse para asumir los desafíos de manera realista y estratégica.

Es necesario afrontar estos retos como se haría con cualquier otro negocio: con objetivos claros y medibles. Tu trabajo será posicionar tu tienda dentro de tu nicho; un trabajo que conlleva tiempo, pero que con el sistema adecuado, es totalmente alcanzable.

Bajos márgenes de ganancia

Una forma en la que los dropshippers buscan mantenerse a flote en el competitivo mundo del dropshipping es manteniendo precios bajos. Esto es algo que afecta el potencial de ganancia de cada dropshipper.

Aunque tienes la libertad de establecer el precio que desees para vender tu producto, los clientes siempre compararán precios con otras tiendas.

Es por ello que para hacer de una tienda con este modelo de negocio un proyecto rentable, es necesario hacer una investigación de mercado para conseguir los mejores productos con un buen equilibrio de demanda y rentabilidad.

Sin control sobre la calidad de los productos y logística de los envíos

No tener que lidiar con inventario ni la logística del proceso de envíos es la parte más atractiva del dropshipping, pero esta también puede convertirse en un desventaja si no tienes un buen proveedor.

Aunque no tengas control sobre estos aspectos, como dropshipper será tu trabajo encargarte del servicio al cliente y dar la cara ante cualquier retraso, error o queja relacionada con el producto o su envío.

Asegúrate de conseguir un proveedor responsable y profesional. Los errores y descontentos son inevitables, pero trabajar con un fabricante o mayorista que esté comprometido con la calidad de sus productos y la eficiencia de sus procesos es lo que te ayudará a crecer y tener más clientes felices.

Preguntas frecuentes sobre el dropshipping

¿Se puede empezar a hacer dropshipping sin dinero?

Es posible empezar con casi nada de dinero, pero hay ciertos gastos necesarios en los que no se debe escatimar si quieres tener una tienda en línea rentable. Al ser un mercado tan competitivo, invertir en herramientas y estrategias de marketing es vital para poder sobresalir, posicionar tu tienda en tu nicho y así generar ventas.

¿Es posible hacer dropshipping sin una tienda online o sitio web?

Sí. Es posible vender productos con dropshipping sin tener tu propio sitio web. Otras plataformas populares para vender los productos de terceros en línea son Amazon, eBay e incluso redes sociales. Aunque la principal ventaja de tener tu propio sitio web es poder construir una imagen de marca más confiable y profesional.

Sin embargo, es importante que sepas que en estas plataformas es muy fácil ser baneado, ya que tu tienda debe seguir reglas estrictas establecidas por ellos. Debido a que la satisfacción de los clientes es crucial en estas páginas, el retraso de un envío o la venta de un producto que está fuera de stock puede incurrir en una penalidad o bloqueo de tu cuenta.

¿Qué productos se venden con dropshipping?

En tu ecommerce puedes vender una amplia variedad de productos de nicho. Incluso, puedes hacer una tienda que venda un solo producto. Entre los productos mejores vendidos se encuentran:

  • Productos personalizados
  • Artículos de salud y belleza
  • Joyería
  • Ropa
  • Artículos para el hogar
  • Electrónicos
  • Accesorios para mascotas
  • Herramientas
  • Accesorios para coches

¿El dropshipping es rentable?

Sí. El dropshipping es un modelo de negocio rentable, siempre y cuando tengas los productos correctos, una buena plataforma donde promocionar tu tienda y una estrategia de marketing sólida. Esta última es probablemente el factor más importante para determinar si una tienda de dropshipping tendrá éxito.

¿Hacer dropshipping es legal?

Sí. El dropshipping es totalmente legal y puedes iniciar hoy mismo sin necesidad de papeleos. Sin embargo, esto no significa que nunca vayas a tener que hacerlo. Aunque no necesitas una licencia comercial para empezar, hacerte con una es una forma de darle más legitimidad a tu negocio frente a tus clientes, dentro de tu nicho de mercado y tu país. Para más información, consulta las leyes y normas de tu país con respecto a los negocios en línea.

¿Las tiendas de dropshipping pagan impuestos?

Sí. La mayoría de los dropshippers se dan de alta como autónomos y pagan impuestos en sus países de acuerdo a las normativas establecidas para las personas que trabajan en esta modalidad. Para tener información más específica, consulta las leyes de tu país.

Crea tu marca y empieza a vender tus propios productos personalizados

¡Crear tu propia marca y vende productos personalizados!

Una forma de hacer dropshipping si incurrir en los problemas de envíos, inestable cantidad de inventario, incierta calidad de los productos o retrasos en el cumplimiento al comprar múltiples productos, es trabajar directamente con un proveedor.

Con el print on demand, o impresión bajo demanda, tienes la oportunidad de crear tu propia marca. Ya no vendes los productos de terceros, sino que puedes crear tus propios productos personalizados que lleven tu sello.

En Camaloon te ayudamos a hacer realidad tus ideas sin mucho esfuerzo y ganando más. Somos el único fabricante local con cumplimiento de principio a fin en Europa.

¡Empieza hoy tu tienda con Print on Demand de Camaloon! Vende sin intermediarios, sin pagar comisiones extras o tarifas por adelantado.

Camaloon utiliza las cookies para mejorar tu experiencia cuando navegas por nuestra página. Para más información lee nuestra Politica de cookies. Al continuar navegando por el Sitio Web estás entendiendo y aceptando su uso. ¡Te lo agradecemos! Cerrar