elUrko

Nadie es perfecto, y yo menos.