Impresión por tampografía — Camaloon

Impresión por tampografía

Tampografía y detalles promocionales: pareja perfecta

Por su coste y acabado, la impresión por tampografía te ayuda en tus campañas

¿Qué es la impresión por tampografía?

Es una técnica de impresión joven de marcado indirecto. Utilizando un tampón y una placa base, el tampón transfiere la tinta al objeto. Es ideal para moldear el diseño e imprimir en piezas con superficies irregulares o deformaciones (formas curvas o rugosas) con bastante definición. La tampografía está muy presente en instrumentos y objetos que usamos a diario, como llaveros, libretas, o los teclados de los ordenadores. Por eso en Camaloon la utilizamos principalmente para personalizar aquellos artículos promocionales o publicitarios que tienen un precio unitario reducido.

Características de la impresión por tampografía
Ventajas Para imprimir detalles y letras más pequeños
Colores 1 color
Uso Logos, mensajes promocionales

¿Qué artículos puedes personalizar por tampografía?

Te mostramos tres de las posibilidades para crear tus campañas con una perfecta relación calidad-precio:

¿En qué artículos recomendamos la impresión por tampografía?

En aquellos en los que necesites imprimir con precisión y cuidado trazos finos, letras o caracteres pequeños, por ejemplo. Es el sector de la publicidad el que más se ha beneficiado y ha sabido sacar partido de la tampografía como técnica de impresión, en artículos de tamaños y formas muy variadas (como, por ejemplo, los Llaveros personalizados).

Clientes que confían en nosotros:
Celio
Primavera Sound
Natura
Panini Comics

¿Cómo funciona la impresión por tampografía?

La impresión por tampografía es algo más compleja que otras técnicas como la impresión DTG, ya que requiere preparar dos elementos antes de imprimir, aparte de la tinta:

  • La placa o cliché, que es el hueco grabado que se ha preparado en una chapa de acero mediante un proceso químico
  • El tampón: de caucho o silicona. Es el que transmite la tinta e imprime el diseño de la misma forma a la grabada en la placa.

El proceso de impresión por tampografía consta de tres fases:

  1. La tinta se pone en el cliché y se barre (para aplicarla de forma uniforme) en la racla, que es un fleje de acero muy fino, como una especie de cuchilla que pasa por encima y barre la tinta sobrante. Así, la tinta solo queda dentro del relieve o del hueco del grabado

  2. El tampón desciende sobre el cliché, y, ejerciendo presión recoge la tinta que se depositó en las hendiduras de la placa

  3. El tampón presiona sobre el artículo que queremos estampar y le pone la tinta que había recogido del cliché.

Ventajas de la tampografía

  • El coste es bajo, lo que te facilitará poder comprar más unidades del artículo que quieras imprimir. El ahorro de los costes de producción es inferior en comparación a otras técnicas de impresión, porque el consumo de pinturas, tintas, tampones y clichés o placas es también muy bajo. Por eso la tampografía resuelve muchos problemas en la personalización de objetos promocionales económicos. Si quieres una mayor densidad de impresión de los colores, te recomendamos la impresión por serigrafía.
  • Es útil para estampar sobre objetos pequeños, como las Memorias USB, sea cual sea la dimensión del artículo y la del área de impresión
  • Como hemos mencionado antes, se puede tener el diseño a imprimir en una superficie plana y el tampón lo transferirá a un objeto con cualquier tipo de superficie, ya sea plana, esférica, con textura, cóncava, convexa, etc. Echa un vistazo al resultado en nuestros Bolígrafos personalizados.
  • El resultado de la tampografía es una impresión muy fiel al diseño, con una gran definición de los detalles. Si tu logotipo tiene detalles muy pequeños, se estamparán con calidad en, por ejemplo, las varillas de las gafas de sol
  • La tinta que utilizamos es duradera y se seca sin tener que esperar días, especialmente en artículos fabricados con materiales sintéticos.